30/6/2020

7 claves para fortalecer la comunicación interna durante la COVID-19

Comparte este artículo con tus amigos:
Compartir
0
+1
LinkedIn
0
WhatsApp

Sin importar el rubro en el que nos desempeñemos ni la cantidad de integrantes que tenga la empresa, la comunicación es una de las herramientas más importantes para toda organización, y un aliado estratégico para sobrellevar, de manera efectiva, cualquier crisis.

Esta pandemia nos ha obligado a cambiar la forma de trabajar y, también, la manera de comunicarnos. El confinamiento social nos tiene agobiados y preocupados por diversos motivos, por lo que es clave que las compañías dediquen tiempo a la comunicación, principalmente, a la interna. La comunicación interna hoy es comunicación externa.

Las empresas y sus líderes deben replantearse cómo se comunican con sus colaboradores, sobre todo, cuando se trata de transmitir temas complicados. En este momento, tienen el desafío de mantener motivado, comprometido e informado, a un equipo que se encuentra trabajando, por primera vez, de manera remota y que vive con la incertidumbre sobre cualquier medida que pueda llegar a afectar su carrera profesional. Esto es, a su vez, una oportunidad para construir confianza.

Es frecuente que las corporaciones inviertan recursos con el fin de mostrarse confiables para fuera, pero, ¿cuánto invierten en ser confiables para su gente? Ganar la confianza de ese público interno puede resultar mucho más práctico de lo que se imagina; solo basta con decir la verdad y, principalmente, saber cómo decirla.

Lo que se dice en la compañía es lo valorado por los clientes y público externo.

Coordinar los equipos de trabajo, a través de una comunicación efectiva, marcará la diferencia entre las compañías que logren salir más fuertes de esta crisis, y las que permanecerán estancadas.

Desde News, nos permitimos reflexionar sobre algunas acciones que consideramos importantes para mantener una comunicación sincera, eficaz y confiable con ese público interno, tan importante como el externo.

La diferencia entre una comunicación interna, ordinaria, y una comunicación estratégica podría ser marcada por los siguientes puntos:

  1. La comunicación con tu público interno debe ser continua, sincera y transparente: es importante asegurarnos de estar en constante comunicación con el equipo, apuntalar la información y confirmar que fue bien recibida. Esto, automáticamente, consigue transparencia entre los líderes y el equipo; satisface la necesidad informativa existente. Vale la pena recordar que muchas de las crisis de comunicación que hemos atendido se originaron en el público interno de las organizaciones.
  2. Humanizar el liderazgo: el crecimiento de lo digital pide a gritos líderes con capacidad de conectar, de escuchar, empatizar, estar al servicio de su gente, ver a la persona detrás del recurso.
  3. Escuchar activamente al equipo: en un momento de incertidumbre como el que estamos viviendo, más que nunca, es importante que el colaborador se sienta apoyado y escuchado. Necesita ser entendido, que se interesen por sus preocupaciones, dudas y sugerencias. Escuchar se traduce en: “tu opinión me importa”.
  4. Aprovechar las nuevas tecnologías: la tecnología ofrece un abanico de posibilidades para mantenerse comunicado con el equipo, los medios digitales acortan distancias, aceleran el intercambio de información, multiplican la participación. El espacio de trabajo está profundamente impactado por un mundo, actualmente, hiperconectado.
    Las nuevas tecnologías han transformado la forma en la que operan las empresas y las personas. Sin embargo, es importante seguir trazando la línea entre la vida laboral y la privada.
  5. Dar siempre una devolución: cuando damos una devolución estamos remarcando en los circuitos neuronales de la persona lo que hizo bien o lo que no. En general, en las empresas, la tendencia es dar un feedback negativo y guardarse el positivo. Cuando alguien hace algo bien, entendemos que eso es lo correcto, y no decimos nada.
    En este sentido, el líder debe estar preparado para las devoluciones positivas o negativas, buscar ayudar a su equipo a desarrollarse, marcar oportunidad de mejora, fortalezas, debilidades, orientarlo hacia el crecimiento.
  6. Enfocarse en un solo canal de comunicación: en un momento en el que el teletrabajo ya es un modelo habitual, la falta de comunicación puede provocar una pérdida del compromiso, y la productividad puede bajar. Es importante estar conectados y centralizar la comunicación a través de un solo canal para mantener informados a los colaboradores.
  7. Finalmente, es importante analizar el impacto que supone la manera en que nos estamos comunicando con el equipo. ¿Ha sido recibida, correctamente, la información?

La base de toda organización es el talento humano. Fortalecer la comunicación interna, difundiendo una idea clara al equipo sobre los valores de la empresa; sus objetivos y sus resultados clave; permitirá el éxito en el desempeño y, a partir de allí, la organización, superará sus desafíos.

Contenido Exclusivo

Registre tu correo para recibir contenido exclusivos sobre marketing y comunicación.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form

También te puede interesar:

Comparte este artículo con tus amigos:
Compartir
0
+1
LinkedIn
0
WhatsApp